domingo, 20 de noviembre de 2011

En el fondo hay cosas que nunca llegarás a decir.

Nunca confesarás porque tienes miedo, en realidad todos somos un poco cobardes cuando se trata de decir algo que nos importa demasiado. Las cosas que importan demasiado siempre se dicen con una mirada, un gesto, una sonrisa... Porque nadie encuentra las palabras adecuadas pero estas cosas son siempre las mas importantes, nuestros mayores secretos, que por miedo a lo que pueda pasar,nos guardamos aquello que en relidad sentimos que es lo contario a lo que decimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario