domingo, 4 de marzo de 2012

¿Sabes? Me gustaría ir hasta donde tú estés, coger una escalera y trepar hasta tu balcón, saltarlo y sorprenderte. Ir a darte un abrazo por la espalda, de esos que te pillan por sorpresa y te dejan sin aliento por unos instantes; y que tú te gires con esa sonrisa perfecta que tienes y te me acerques suavemente para darme un beso de esos que me hacen sentirme en las nubes. Me subirás a las estrellas por la escalera de los besos, donde nadie pueda molestarnos, donde tú seas tú y yo sea yo. Donde los besos sean infinitos y el tiempo también, para que no tenga que decirte adiós jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario